Calce

El calce en costura se refiere a cómo se ajusta una prenda al cuerpo del usuario. Es la forma en que una prenda se adapta, ya sea de manera holgada o ajustada, y cómo resalta las características del cuerpo.

Por ejemplo, si una prenda tiene un buen calce, se ajustará perfectamente a las curvas del usuario sin apretar ni quedar demasiado floja. Si una prenda tiene un calce pobre, puede arrugarse, caer de manera desigual o no resaltar las características del cuerpo de manera favorecedora.

El calce es esencial para garantizar comodidad y apariencia en una prenda de vestir. Una buena técnica de calce incluye tomar medidas precisas del cuerpo, realizar ajustes necesarios en el patrón y realizar pruebas en la prenda antes de terminarla.

Es importante tener en cuenta que el calce puede variar según el estilo de la prenda y las preferencias personales del usuario. Algunas personas prefieren un calce más ajustado, mientras que otras pueden preferir un calce más holgado.

El calce es una parte crucial en el proceso de confección de prendas de vestir, ya que determina cómo se ajusta la prenda al cuerpo del usuario y cómo se resaltan sus características.