Cierres

Los cierres son elementos utilizados en la confección de prendas de vestir y accesorios para cerrar o asegurar una abertura. Estos pueden ser funcionales, proporcionando un método de apertura y cierre de la prenda, o simplemente decorativos.

Ejemplo:

Un ejemplo común de cierre es la cremallera (también conocida como cierre de cremallera o cierre éclair). Este tipo de cierre está compuesto por dos tiras de tela y una serie de dientes de metal o plástico que se unen mediante un deslizador. Al tirar del deslizador hacia arriba o hacia abajo, los dientes se enganchan o desenganchan, permitiendo abrir o cerrar la abertura de la prenda.

Otro ejemplo de cierre es el botón. Este consiste en una pieza decorativa en un lado de la prenda, generalmente de material como plástico o metal, y un ojal en el otro lado. Para cerrar la prenda, se inserta el botón a través del ojal y se asegura en su lugar. El botón puede ser cosido o tener un broche en la parte posterior.

Existen muchos otros tipos de cierres en el mundo de la costura, como ganchos y ojos, velcro, broches a presión, cordones, entre otros. Cada uno de estos cierres cumple una función específica y puede ser utilizado en diferentes proyectos de costura según las necesidades y preferencias del diseñador o sastre.