Costura francesa

La costura francesa es una técnica de confección utilizada para unir dos piezas de tela de una manera elegante y duradera. Se caracteriza por ocultar los bordes de las telas dentro de las costuras, creando un acabado limpio y sin hilos sueltos.

Ejemplo:

«En la costura francesa, se cose primero el revés de las telas juntas y luego se pliega la tela hacia un lado y se vuelve a coser. Esto crea una doble costura que encierra los bordes dentro de ella, evitando que se deshilachen y dando un aspecto pulido al interior de la prenda.»