Elasticidad

La elasticidad en el contexto de la economía se refiere a la sensibilidad o respuesta de la demanda o oferta de un producto o servicio ante cambios en sus determinantes, como el precio, el ingreso o factores relacionados.

Se utiliza para medir la flexibilidad de la demanda o la oferta y su capacidad para ajustarse a cambios en el mercado.

Ejemplo

Imaginemos que el precio de un bien de lujo, como un reloj de marca, se reduce en un 30%. Si la demanda de este producto es altamente elástica, es decir, que tiene una elasticidad precio de la demanda alta, es probable que la cantidad demandada se incremente significativamente en respuesta a la reducción del precio. Por otro lado, si la demanda es inelástica, es decir, que tiene una elasticidad precio de la demanda baja, es posible que la cantidad demandada apenas se vea afectada por el cambio en el precio.

La elasticidad en la economía nos ayuda a entender cómo una variable (como el precio) afecta la cantidad demandada o ofrecida de un bien o servicio, y nos permite realizar predicciones sobre cómo responderán los consumidores o los productores ante cambios en el mercado.