Fruncir la tela

Fruncir la tela es el proceso de recolectar y plisar un trozo de tela para crear pliegues o arrugas controladas. Se utiliza para dar volumen o ajustar la tela en prendas de vestir, cortinas, decoraciones y otros proyectos de costura.

Ejemplo:

«Para fruncir la tela, primero debes coser una hilera de puntadas largas y paralelas cerca del borde. Luego, tira de los hilos superiores para reunir la tela y distribuir los pliegues de manera uniforme. Finalmente, asegura los pliegues cosiendo sobre ellos.»