Puntada

Una puntada en costura es la unión de dos o más hilos a través de la tela mediante la utilización de una aguja.

Se utiliza para unir diferentes piezas de tela, realizar acabados en los bordes, crear pliegues o fruncidos, o añadir adornos decorativos a las prendas.

Ejemplos

La puntada recta es la más básica y común en costura.

Se realiza insertando la aguja de la máquina de coser desde el frente de la tela y moviéndola hacia atrás para que atraviese la tela y vuelva a la parte frontal.

Esta puntada proporciona una unión fuerte y se utiliza en la mayoría de las prendas para unir piezas y realizar dobladillos. Por ejemplo, al coser un pantalón, se utilizará la puntada recta para unir las piernas y hacer los dobladillos inferiores.