Punto de nudo francés

El punto de nudo francés es una técnica de costura antigua que se caracteriza por crear nudos decorativos en la tela. Se utiliza principalmente para adornar bordes, dobladillos y costuras, proporcionando un detalle delicado y elegante a las prendas. Consiste en hacer una serie de nudos pequeños y apretados, formando un patrón continuo.

Ejemplo:

El punto de nudo francés se utiliza frecuentemente en la confección de vestidos de novia, donde se aplica en el borde del velo o en los bordes de encaje.

Por ejemplo, para realizar un dobladillo con punto de nudo francés, se dobla el borde de la tela hacia adentro y se cosen una serie de nudos pequeños y apretados alrededor de la tela para asegurar la costura y darle un aspecto decorativo al mismo tiempo.

Este punto también puede ser utilizado en otros proyectos de costura como mantelería, cojines y cortinas.