Tela delicada

La tela delicada es un término utilizado en el mundo de la costura para referirse a tejidos suaves, frágiles o que requieren un mayor cuidado en su manipulación y mantenimiento. Estas telas suelen ser más finas, transparentes o con texturas especiales, como la seda, el encaje, la organza o el chiffon.

Ejemplo

La tela de seda es un claro ejemplo de un tejido delicado. Para su correcto mantenimiento, se recomienda lavarlo a mano con agua fría y detergente suave, evitando el uso de cloro o productos abrasivos. También es importante evitar la exposición directa al sol y plancharlo a baja temperatura. Estos cuidados ayudarán a mantener la suavidad y la apariencia original de la tela.