Dobladillo enrollado

El dobladillo enrollado es una técnica de costura que se utiliza para terminar los bordes de una prenda de una manera limpia y profesional. Consiste en doblar y enrollar la tela hacia el interior de la prenda, ocultando los bordes cortados y creando un acabado suave y elegante.

Para hacer un dobladillo enrollado en un vestido de tela fina, primero se deben marcar los bordes del dobladillo utilizando alfileres o una tiza de costura. Luego, se pliegan los bordes hacia el interior de la prenda, volteando la tela aproximadamente medio centímetro. A continuación, se enrolla el dobladillo hacia dentro una vez más, de manera que los bordes cortados queden completamente ocultos. Finalmente, se sujetan los pliegues del dobladillo enrollado con alfileres y se cose a mano o a máquina con puntadas pequeñas y invisibles.

El dobladillo enrollado es una técnica muy útil para prendas de tela delicada, como seda o chiffon, ya que evita que los bordes se deshilachen y proporciona un acabado limpio. También se puede utilizar en proyectos de costura decorativa, como manteles o faldas con vuelo, para crear un aspecto pulido y profesional.