Puntada festoneada

La puntada festoneada es una técnica de costura que se utiliza para rematar los bordes de una tela y prevenir que se deshilachen. Esta puntada también puede ser utilizada con fines decorativos, ya que brinda un acabado prolijo y detallado.

Cómo hacer una puntada festoneada

Para realizar una puntada festoneada, sigue estos pasos:

  1. Dobla el borde de la tela ligeramente hacia adentro para crear un dobladillo estrecho. Asegúrate de dejar suficiente tela para poder realizar los puntos.
  2. Pasa la aguja e hilo por debajo del borde del dobladillo, creando un pequeño bucle.
  3. Lleva la aguja hacia adelante, insertándola a través del bucle.
  4. Tira del hilo para ajustar el punto y crear un festón. Repite estos pasos a lo largo del borde de la tela.
  5. Una vez que hayas completado la puntada festoneada en todo el borde, ata el hilo y asegúralo para evitar que se deshaga.

Ejemplo de puntada festoneada

Imagina que estás trabajando en un proyecto de costura y quieres agregar un toque decorativo a los bordes de una falda. Para ello, decides utilizar la puntada festoneada. Con cuidado, aplicas la puntada festoneada en los bordes de la falda, creando un efecto festoneado que le da un aspecto sofisticado y elegante al diseño.