Puntada francesa

La puntada francesa es una técnica de costura utilizada para unir dos piezas de tela de manera segura y con un acabado limpio en el lado derecho de la prenda. Se caracteriza por ser una costura doble, donde se cosen inicialmente los bordes de la tela juntos y luego se doblan hacia un lado y se cosen nuevamente.

Ejemplo:

La puntada francesa es muy útil para telas finas y trasparentes, ya que evita que los bordes se deshilachen y proporciona un acabado profesional en prendas como blusas o vestidos. A continuación se muestra un tutorial paso a paso de cómo realizar la puntada francesa:

  1. Coloca las dos piezas de tela que deseas unir con los derechos enfrentados.
  2. Realiza una costura recta a lo largo de los bordes, dejando un margen de costura de aproximadamente 1 cm.
  3. Abre las telas y plancha las costuras hacia un lado.
  4. Dobla una de las telas por la mitad hacia el revés, de manera que la costura quede oculta en el interior.
  5. Vuelve a planchar la costura para asegurarte de que quede bien doblada.
  6. Realiza una segunda costura a lo largo del borde doblado de la tela, asegurándote de que la primera costura quede atrapada en la nueva costura.
  7. Repite los pasos 4 al 6 en el otro lado de la prenda, de manera que ambos bordes queden unidos y con acabado limpio.

La puntada francesa proporciona un resultado estético y duradero, ideal para prendas que requieren un acabado impecable en el interior, como ropa de alta costura o lencería fina.