Punto francés

El punto francés es una técnica de costura que se utiliza para unir dos bordes de tela de manera invisible y resistente. También conocido como punto invisible o puntada ciega, este tipo de puntada se caracteriza por ser muy discreto y apenas perceptible en el exterior de la prenda.

Imagina que estás cosiendo un dobladillo en un par de pantalones. Quieres asegurarte de que la costura sea fuerte pero invisible desde el exterior. En ese caso, utilizarías el punto francés. Primero, alineas los bordes del dobladillo y doblas la tela hacia adentro. Luego, con una aguja e hilo del mismo color de la prenda, insertas la aguja dentro del dobladillo, atrapas una pequeña porción de la tela y luego saltas hacia el lado opuesto, repitiendo este proceso a lo largo de toda la costura. El resultado final será un dobladillo perfecto, sin ninguna muestra de puntadas en el exterior.