Puntada escondida

La puntada escondida es una técnica utilizada en costura para unir dos telas de forma invisible desde el exterior. También conocida como puntada invisible o puntada ciega, se utiliza comúnmente en la confección de prendas de vestir y proyectos de costura donde se desea ocultar las costuras visibles.

Supongamos que estás confeccionando un vestido de noche con una tela delicada y no quieres que se vean las costuras en el exterior. Para lograrlo, puedes utilizar la puntada escondida. Primero, alinea los bordes de las telas que deseas unir y asegúralas con alfileres. Luego, utiliza un hilo del mismo color que la tela y pasa la aguja de manera diagonal por la primera capa de tela, atrapando solo un par de hilos de la segunda capa. Repite este proceso a lo largo de la costura, asegurándote de que la puntada sea lo más pequeña y ajustada posible. Una vez que terminas, la costura queda prácticamente invisible en el exterior y la tela se ve impecable.